# 1
| volver |
¿Sabías que numerosas personalidades muy conocidas de la historia fueron vegetarianas?
Por ejemplo uno de ellos fue Pitágoras de Samos (aprox. 572 - 497 a. C.), quizás el más conocido entre todos los matemáticos.
"No mojes nunca tu pan ni en la sangre ni en las lágrimas de tus hermanos. Una dieta vegetariana nos proporciona energía pacífica y amorosa y no sólo a nuestro cuerpo sino sobre todo a nuestro espíritu. Mientras los hombres sigan masacrando y devorando a sus hermanos los animales reinará en la tierra la guerra y el sufrimiento y se matarán unos a otros, pues aquel que siembra el dolor y la muerte no podrá cosechar ni la alegría, ni la paz ni el amor." (Pitágoras)

Chía

Excelente fuente de fibras y de ácidos grasos esenciales Omega-3 que ayudan a prevenir patologías cardiovasculares: reduce el colesterol "malo" LDL en sangre, a la vez que aumenta el nivel del "bueno", el HDL, y ayuda a disminuir también los triglicéridos.

Tiene alto contenido de antioxidantes.

Aporta buena cantidad de proteínas de alta calidad nutricional.

No posee gluten, por lo que es apta para el consumo de los celíacos.

Es rica en minerales como el calcio, el magnesio, fósforo, zinc y potasio, y en vitaminas del complejo B.

Puede incorporarse en la dieta de varias formas además de la conocida "gelatina": en ensaladas, licuados, yogures, helados, masas para galletas o panes.

Colocar aquí el contenido para class "botonera"
Inicio | Quiénes somos | Dónde estamos | Nuestros productos | De su interés | Recetas | Charlas | Contacto

Quinoa y Amaranto

Poseen un 18% de proteínas contra un 10-14% de los cereales convencionales y una equilibrada composición de aminoácidos esenciales.

Las proteínas son de alto valor biológico (75), considerado alto si lo comparamos con la carne (60).

El germen representa un 30% del peso total del grano, mucho más que en cereales convencionales.

Son pobres en grasas y más ricos en hierro, calcio, fósforo, fibra y vitamina E que los cereales clásicos. También poseen apreciable cantidad de vitaminas del grupo B.

No tienen gluten, por lo cual son aptos para celíacos. Además son muy buenos para diabéticos, regímenes hipocalóricos, niños, adolescentes, ancianos y convalecientes.